El regreso de “Rojo”, el programa juvenil de TVN, tiene bastante molesta a Marcela Aranda, la inolvidable ideóloga del Bus de la Libertad -transporte de carácter transfóbico-.

A través de sus redes sociales, instó a sus seguidores a que denunciaran el programa al Consejo Nacional de Televisión (CNTV), luego de que viera, en uno de sus capítulos, el beso que protagonizó la pareja conformada por Hernán Arcil y Andrei Hadler, ambos participantes del programa.

Aranda es una acérrima contraria a la Ley de Identidad de Género, pese a su hija transexual, además ha liderado campañas en contra de la libertad de género.

Para expresar su descontento con “Rojo”, la mujer publicó un video en donde expresó que “debemos ejercer nuestros derechos como padres, abuelos, estudiantes, ciudadanos chilenos, reprobando al programa que está mostrando en horario de menores muestras afectivas entre personas del mismo sexo”.

Esto porque, según Aranda, “hay niños en formación y esto es la normalización de conductas que no son la normalidad. Lo que hace es dañar la mente, la espiritualidad, etcétera… de nuestros hijos”.

“Debemos mostrar nuestro punto de vista. Somos ciudadanos chilenos. La separación Iglesia-Estado no dice que no podemos expresar una moral, una conducta. De hecho, todos lo hacen”, señaló.

Así fue como motivó a sus seguidores a “escribir al Consejo Nacional de Televisión con diligencia, hagan formalmente la denuncia respecto al programa y que esto tiene que ser sancionado”.

Por último, Aranda señaló que “no tenemos por qué ir al pulso de la moral de las minorías, menos financiados por dinero de todos los chilenos”.

Revisa el video a continuación: