A seis días de la publicación de Revista Sábado en donde ocho mujeres de la televisión y el cine hicieron diversas denuncias de acoso y abuso sexual por parte del director Nicolás López, varios relatos y consecuencias ha dejado en la industria.

Según da cuenta El Mercurio, el miércoles pasado el cineasta se reunió con Miguel Asensio y acordaron el cierre definitivo de Sobras, productora en donde ambos eran socios mayoritarios.

Esta noticia ocurre luego de que López anunciara públicamente que dejaría uno de los proyectos “más queridos de mi vida”, para no entorpecer la investigación.

Sobras es el proyecto fundacional del realizador, y fue donde nacieron proyectos cinematográficos como la trilogía “Qué pena…”, “Sin filtro” y “Estoy loca”, consiguiendo con estas dos últimas películas un récord de audiencia.

Para los próximos días, según afirma El Mercurio, la empresa tiene pactado realizar una revisión legal de los derechos de las películas realizadas y las que tienen pendientes su estreno.

El productor español Miguel Asensio, en tanto, formará una nueva productora con otros socios.