El Gobierno aseguró este jueves que “no permitirá” ninguna irregularidad en sus policías tras una denuncia hecha por un subcomisario de la PDI sobre la comisión de presuntos fraudes en esa institución.

“No vamos a permitir ninguna acción irregular en ninguna de nuestras policías y en ningún organismo”, enfatizó el ministro del Interior, Andrés Chadwick.

Chadwick aseguró que la PDI ya adoptó las medidas internas y las personas que estaban involucradas ya han sido suspendidas de sus cargos con el fin de tener “una garantía plena en las investigaciones”.

“Las investigaciones se harán en profundidad y con absoluto rigor y en eso estamos y lo vamos a hacer cumplir como Gobierno” declaró Chadwick.

En este sentido, el director general de la PDI, Héctor Espinoza, descartó este jueves la posibilidad de que existan irregularidades al interior de la Escuela de Investigaciones, tras la acusación hecha por el subcomisario Alejandro Vignolo, quien denunció presuntos pagos que no corresponderían a profesores de esa unidad.

La acusación versa sobre unas clases que no se habrían realizado, pese a lo cual igual se cursaron las remuneraciones. Para dar luz verde a estos pagos, el docente debía llegar con elementos como whisky, añadió.

Espinoza explicó que él se enteró de la denuncia cuando Vignolo dio cuenta del hecho en un grupo de WhatsApp.

Por su parte, el Ministerio Público informó que iniciará una investigación por un presunto fraude y supuestos delitos por “omisión de denuncia” y “encubrimiento” al interior de la Escuela de Investigaciones de la PDI.

El organismo precisó que el fiscal nacional, Jorge Abbott, se reunió con Espinoza, a solicitud de este último, para tratar varios temas de interés institucional y también para abordar la denuncia realizada por el subcomisario Vignolo.

En la actualidad, la Justicia investiga un fraude en Carabineros por más de 26.000 millones de pesos, en el que hasta el momento hay 127 imputados por haberse apropiado de dinero destinado a los sueldos de la institución.