En un reciente comunicado la Diócesis San Juan Bautista anunció que recibió un denuncia contra Jordi Jorba Navarro, sacerdote de la Parroquia Asunción de la Virgen, donde se le acusa de abuso sexual a un menor de edad durante el año 2003.

Con el objetivo de realizar la investigación previa que determine la verosimilitud de los hechos, en una indagatoria que estará a cargo de Humberto Ramírez González, se determinó “suspender de su tarea pastoral como también de la celebración pública de oficios religiosos al mencionado sacerdote”, señala el comunicado.

Además Oscar Blanco, a través del anuncio señaló que como Diócesis, tienen un “absoluto compromiso con la verdad y especial escucha y acogida con el denunciante, al respecto me hago eco de las palabras del Papa Francisco; “Hoy somos retados a mirar de frente, asumir y sufrir el conflicto, y así poder resolverlo y transformarlo en el eslabón de un nuevo caminar”.

Por último diseñaron una serie de medidas para ser recibir eventuales denuncias que se presenten en ámbito eclesial por abusos contra menores con participación de algún consagrado o miembros de la comunidad.