El diario La Tercera publica este fin de semana una extensa revisión a los currículums de nuestros honorables parlamentarios.

En dicho análisis, el matutino da cuenta de una serie de errores inmersos en estos documentos, todo esto luego de contrastar la información oficial del Congreso con la versión de los propios legisladores y las diferentes casas de estudios por las que pasaron.

Entre los casos, por ejemplo, aparece la diputada PPD, Loreto Carvajal, quien en un folleto aparecía como “abogada de la Universidad Católica”, sin embargo dicho plantel afirma que no figura en el registro. El tema es que Carvajal había estudiado en la UC Santísima Concepción (UCSC), pero no alcanzó a titularse.

Sobre el senador UDI, Alejandro García Huidobro, se puede decir que en su declaración de patrimonio e intereses informa que es “cientista político”. La reseña biográfica de la Biblioteca del Congreso apunta que “finalizada su etapa escolar, ingresó a la Universidad de Chile, donde se tituló de cientista político”.

Pese a ello, en la Oficina de Títulos y Grados de la Chile no aparecen títulos ni grados de García Huidobro. Consultado por La Tercera, contestó que “terminé como licenciado en Ciencias Políticas, el título es administrador público, pero no hice la tesis, ya que tenía mucho trabajo”. Cuando se le pide ver el documento, asegura que “tuve un incendio hace un tiempo y perdí todo, hasta mis fotos de niño”.

En tanto, la información de la senadora falangista, Ximena Rincón, posee errores en cuanto a que no posee una Licenciatura en Historia y Geografía en al Universidad de Concepción, tal como lo dice la Biblioteca del Congreso.

El secretario general de la U. de Concepción, Marcelo Troncoso, sostiene que “la Sra. Ximena Rincón González no posee el grado de Licenciada en Historia de nuestra casa de estudios superiores”.

Al respecto, la parlamentaria asegura que el error lo cometió la biblioteca y que ya exigió que se aclare y se solucione el problema.

“Es un error, pero no es error mío, pediré que lo arreglen. Yo nunca he puesto que tenga licenciatura, yo puse que estudié un año de licenciatura. Lo he contado en innumerables entrevistas, he contado hasta la anécdota que fui a hablar con mi tutor para congelar y dar la prueba nuevamente y ver si podía volver. ‘Es lo más probable, pues a usted le irá mal’, me dijo”.

Para ver el reportaje completo con los otros casos, pincha acá (Créditos La Tercera).