En la sección manifiesto de La Tercera, el noctámbulo Miguel “Negro” Piñera habló de todo y en muchos pasajes se refirió al Presidente, su hermano Sebastián Piñera.

Lo primero que comenta es que la mesada “es un mito”, explicando que “mi hermano Sebastián nunca me ha dado mesada, yo he trabajado toda mi vida”.

En este sentido saca el currículum, señalando que “Tuve mi primera discotheque a los 16 años, fui número uno en la radio, fui al Festival de Viña. Eso sí, Sebastián es súper preocupado de mí. Me llama una vez a la semana, me dice: “‘Negrito’, ¿cómo estái? ¿Necesitái algo? ¿Cómo está el corazoncito?” Él es muy generoso, incluso ahora le dije que me encantaría ser agregado cultural en Cancún”.

Un poco más adelante nuevamente sale a la luz su hermano, aunque esta vez con un sentido de competencia. “El primer Piñera famoso fui yo. Yo me hice conocido el 80, cuando llegué a Chile. Sebastián se hizo conocido el 89, cuando fue candidato a senador. Yo soy el popular de los Piñera. La paloma blanca de la familia, el que trae la buena onda, la alegría. Mi hermano José es la oveja negra, pero hay que puro chasconearlo. Le faltan unos copetes, una piscolita” dice el Negro.

Al mismo tiempo asegura que “Sebastián nunca me ha llamado la atención en su vida. Él confía en mí, porque sabe que uno es chascón, pero no hueón. Ahora, jamás trabajaría con él, porque es muy exigente”.

Según el hombre de la noche, “a mi hermano le gustaría ser un poco más como yo. En las encuestas tendría mucha mejor aprobación que Sebastián, porque yo soy transversal. Por noche me saco 300 selfies: todos quieren una selfie conmigo, pero no todos quieren una selfie con Sebastián”.

Ya entrando a hablar sobre su propia vida dice que “Mi pega es huevear. Mientras más hueveo, más plata gano. Lo mío es armar carretes: vender alcohol y entretenimiento. La gente dice “ah, es que el ‘Negro’ vive de noche, es carretero”. Soy carretero porque es mi pega, porque soy un obrero del entretenimiento. Salgo todos los días, no hay nadie que salga más que yo. Soy el rey de la noche”.

Sobre su más reciente comercial, aclara que “Fui rostro de Pepsi y ahora voy a ser rostro de un pisco y un whisky. La relación en el comercial es con una bebida cola, Coca-Cola. Si la exministra Helia Molina quiere relacionarlo con la cocaína es cosa de ella”.

Respecto al fútbol y Rusia 2018 dice que “Maradona en el Mundial me dio vergüenza, me dio pena. No sé cómo llega a ese estado, ¿cómo alguien llega ahí? Yo nunca he tenido un exceso. Pero tampoco me voy a hacer el cartucho: cuando fui joven probé todo”.

Sobre su relación con el alcohol dice que “Jamás he estado borracho. Soy lo más ubicado y equilibrado que hay. Soy más sano que cualquiera y en el día me cuido. Incluso, hubo un tiempo en que era vegetariano, hacía yoga, tomaba macrobióticos y era cero alcohol. Duré 10 años así”.

Insistiendo sobre un tema que ya había hablado y por el cual generó polémica, un video donde aparece manejando a más de 200 kilómetros por hora, dice que “es de hace muchos años y lo tenía guardado Pamela Jiles. Hace mucho que no manejo, aunque tengo mi licencia al día, pero hace muchos años que tengo chofer. Él me lleva y me trae de los carretes, yo no manejo por nada. Ese video que circuló la semana pasada en redes sociales manejado a exceso de velocidad es de hace hartos años, cuando vivía en Playa del Carmen, y lo tenía guardado la diputada, que sabemos que es comunista y le tiene mucha mala a mi hermano Sebastián”.