Los ex fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena ficharon como asesores en la Democracia Cristiana, todo esto con el fin de aportar con propuestas en materia de transparencia y probidad.

Según consigna La Tercera, el timonel falangista Fuad Chahín explicó que “me reuní privadamente con los exfiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, a quienes le pedimos que nos hicieran llegar una propuesta, no solo en materia de penas para los delitos de soborno y cohecho, sino que también en materia de cambios institucionales que realmente garanticen una adecuada aplicación de justicia en los casos donde generalmente las personas que están siendo investigadas son poderosos, ya sea del sector público o privado”.

A renglón seguido, precisó que ambos “tienen gran experiencia en la materia y gentilmente nos ofrecieron su colaboración para hacernos llegar propuestas legislativas y de cambios institucionales sobre la materia”.

Por su parte, Carlos Gajardo señaló que esta colaboración no es remunerada y surge para que “hagamos aportes en términos de transparencia y probidad junto con otras instituciones como Chile Transparente y el Consejo para la Transparencia y hemos dicho que estamos disponibles. Por de pronto, ya les enviamos nuestra propuesta en materia de cohecho para subir las penas, tal como lo hemos hecho con las bancadas de otros partidos políticos”.

En ese sentido profundizó que “nos parece que este puede ser un muy buen momento, por todo lo que está pasando, para tomarse en serio estos temas y conseguir mejoras importantes en términos legislativos”.

En tanto, Norambuena apuntó que “nuestra idea es contribuir en forma transversal y amplia con todas las instituciones y organizaciones que quieran avanzar en materia de transparencia y probidad. La integridad pública debe ser también una preocupación de los partidos políticos, que son indispensables en un sistema democrático”.

Vale decir que ambos renunciaron al Ministerio Público por su rechazo al acuerdo que sus superiores de buscar un acuerdo con el senador Iván Moreira en el marco del bullado caso Penta y el financiamiento trucho de la política.