Este jueves el sitio El Desconcierto publicó una entrevista con Claudia Moreno, actriz y ex pareja del comediante Ramón Llao. Allí contó un episodio en que fue maltratada por el también locutor de Radio Zero, tras una fiesta en que él le presentó a Marco Enríquez-Ominami.

Tras la reunión social, tuvieron una discusión que fue aumentando en intensidad. Más tarde, ya en la casa, Moreno recibió un llamado de una ex pareja que molestó a Llao.

“Se indignó tanto tanto, que todavía no entiendo por qué fue tanto. Me dijo quién te llamo, yo le respondí que Pablo y me insistió quién era. Le dije que era un ex pololo muy antiguo y me reclamó que por qué me llamaba. Fue in crescendo la violencia. Pero por qué te llama a esta hora, me insistía”, contó la actriz al medio online.

Según explican, esa noche, el intérprete había consumido alcohol y cocaína.“Para mí fueron tres horas de puros golpes, aunque ahora no sé si pudo pegarme tanto rato, porque fue mucho. No me podía mover. Me tiró al suelo —por suerte mi hijo se quedó esa noche con su papá— pero había un cuarto entre el clóset y la puerta de salida donde quedé inmovilizada. Estaba ahí y eran patadas, golpes de puño y otra vez patadas. No lo podía creer pero entendí que no me podía defender”, relató la mujer.

Además agregó que la violencia de Llao excedía su capacidad de defenderse: “No podía pegarle el mismo combo o tirarle una patada, porque la de él era cien veces más fuerte. Si me preguntas si una mujer se puede defender, no. No puedes. En algún momento eran muchos golpes en todas partes, en la cabeza y en los brazos. Me acuerdo siempre de las patadas: me invalidaba que me pateara. La fuerza no te da. Yo pensaba ‘aquí voy a morir’. Cuando te está sacando la cresta un hueón, es la única diferencia que podemos tener hombres y mujeres. Ahí es imposible hacer algo”.

Tras enterarse de la publicación, el actor se adelantó a los hechos y publicó extenso un mensaje en Instagram: “Mi labor profesional como actor y comunicador me ha enseñado que la vida ofrece múltiples alternativas para incorporar un aprendizaje. A veces tardamos más en darnos cuenta acerca de qué es lo que debemos reparar que en la forma que tenemos para hacerlo”, dijo.

Además agregó que “sin haber leído el artículo en cuestión debo decir que efectivamente ocurrió un episodio de ese tipo, con esa ex pareja que ella me nombró, como fue un episodio recuerdo con claridad lo sucedido, una situación que de haber estado en nuestras manos y nosotros en nuestros cabales jamás debió haber ocurrido”.

El actor enfatizó en que el hecho ocurrió “hace muchos años, más de veinte años, vivimos con esta persona una situación de violencia física, donde además de inmobiliario, la violencia fue mutua”, según precisó.

“Se trató de una situación puntual, de un día, por cierto, un mal día; con la persona con quien compartía mi vida en aquel entonces, como decía, hace más de veinte años”, insistió, aludiendo a las “inexperiencias y el excesivo consumo de alcohol y drogas”, explicó.

Al finalizar el texto, expresó “no estoy orgulloso de escribir esto, al contrario, estoy profundamente conmocionado, avergonzado dolido, tampoco sé si sirve de algo, espero que sí, simplemente lo dejo acá y ahora a tratar de enmendar lo sucedido como me propuse hacerlo desde hace más de 20 años para tener un futuro mejor”.