Un nuevo remezón sacudió los pasillos del consorcio periodístico Copesa cuando, en la víspera, todo el equipo de La Hora -director incluido- fue desvinculado. Esto en medio del proceso de “reacomodo” que vive el grupo tras la llegada del “tiburón” Andrés Benítez como director de negocios y editorial.

El ambiente enrarecido se palpaba desde primera hora, pero recién a media tarde se informaba de la salida de todos. Sólo a tres profesionales les ofrecían seguir.

Las desvinculaciones no implican el cierre del medio. Lo que viene para adelante es que el equipo de La Cuarta, dirigido por Sergio Marabolí, se hace cargo de los diarios. Por las mismas condiciones, vale decir.

Fuentes conocedoras de la interna cuentan que en una primera instancia la empresa quería evitar una polvareda. Que todo fuera lo menos mediático posible. De esa manera, la idea era algo así como pasar puesto por puesto con los finiquitos. Sin convocar de manera grupal.

El cierre -dicen- sorprendió a todos desde el director hacia abajo, debido a que meses atrás el propio Benítez había destacado el trabajo del equipo periodístico, hablando del “gran proyecto” que era La Hora y de sus números azules.

En una escena similar, un periodista del equipo que ya no existe más le había consultado a un alto ejecutivo por la situación, por los rumores. Esto después del cierre de Paula, Qué Pasa, y Tendencias. Entonces, la respuesta fue que con esos despidos el proceso de ajustes había terminado. Misma información que circuló de manera interna este jueves por Copesa después de la poda completa en La Hora.

Cuando se anunció el cierre de Tendencias, un periodista lloraba desconsolado. Entonces tomó el ascensor y se topó con Andrés Benítez.  Descendieron juntos. El exrector de la Adolfo Ibáñez no fue capaz de dirigirle la palabra.