El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, reconocido por impulsar iniciativas como la Farmacia Popular en su comuna, fue entrevistado por Matías del Río en “El Informante” de TVN, instancia en la que aseguró un cierto sector de la derecha “daría un golpe mañana mismo si pudiera”.

En esa línea, dijo que “a la derecha no le gusta que haya más democracia, prefiere resolver los problemas con Golpes de Estado porque así construyen una unidad nacional distinta matando a quienes piensan distinto”.

Pese a que admitió que “ahora está surgiendo una derecha que es capaz de reconocer sus errores”, advirtió que “hay una parte de la derecha bien importante en Chile que sigue siendo igual de pinochetista y que haría un golpe mañana si pudiera”.

Esta parte de la derecha, apuntó Jadue, “son xenófobos, conservadores, odiosos. José Antonio Kast daría un golpe mañana, al gobierno de Bachelet lo habría hecho 10 veces. Alguien que dice que si Pinochet estaría vivo votaría por mí, para mí, la confesión es relevo de prueba”.

“A EE.UU. no le interesa la democracia, la libertad ni los DD.HH.”

Además, Jadue precisó que “a nosotros no nos gusta que intervenga un país, y menos Estados Unidos (…) conozco lo que significa validar en cualquier término a Estados Unidos en el mundo. Algo que yo tengo claro es que no le interesa la democracia, ni Derechos Humanos ni la libertad. La verdad es que Estados Unidos no es en ningún caso la medida de democracia”.

Por otra parte, el jefe comunal señaló que “no me gusta el gobierno (de Piñera) que tenemos hoy, tiene intereses creados y comete muchos errores, pero jamás voy a salir a la calle, a protestar sí para pedir demandas puntuales, pero no a pedir que renuncie el presidente ni que acorte su mandato”.

Respecto a la polémica por la política habitacional del alcalde Joaquín Lavín en Las Condes, Jadue manifestó que “encuentro notable que un alcalde de la UDI haga un mea culpa a la política urbana de suelo y habitacional que la derecha ha mantenido desde la política nacional de desarrollo urbano en dictadura”.

En esa línea, precisó que “saludo este hecho. Le creo a Lavín, valoro tremendamente porque esto es un giro 180 grados, nunca la derecha creyó en la integración social. A mí me parece que si en Chile surge una derecha democrática capaz de instalar un término a la segregación, me parece que le harían un bien a Chile”.

También, la autoridad comunal acotó que las viviendas sociales “es una política que hay que fortalecer, potenciar y además diversificar con temas con la inmobiliaria popular”.