La mitad de los trabajadores chilenos ganó $379.673 o menos mensuales durante el año pasado, según datos que informa este miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) a través de Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI).

La investigación arroja además que el ingreso promedio cada 30 días se ubicó en torno a los $554.493, cifra que se compara con los $517.500 de 2016.

Respecto de la diferencia entre hombre y mujeres, los primeros obtuvieron sueldos de $636.981 y $402.355 en términos medio y mediano, respectivamente; mientras que las mujeres, $450.287 y $319.725, en ambos casos.

La brecha entonces se sitúa en -29,3% en el ingreso medio (2,4 puntos porcentuales menos que en 2016) y -20,5% en el mediano (4,4 pp. menos que en 2016).

De la mitad para abajo

Al tomar el universo total de quienes percibieron ingresos iguales o mejores que la mediana, 52,0% son mujeres y 45,4%, trabajadores informales.

En relación con el tramo de ingresos más altos, 12,2% supera el $1.000.000 y sólo un 1,5% alcanza montos superiores a $3.000.000.