Al final era todo mentira. Nada más que una imagen acontecida en un “universo paralelo”. La idea de lo que sería “un verdadero deportista y patriota”. En fin. La cosa es que un ser humano de nombre Igor Premuzic fue quien ideó la supuesta carta en la que el DT de Croacia, Zlatko Dalic, fustigaba a esos políticos corneteros que suelen, sólo cuando la ocasión lo amerita, sacarse fotos con el deportista exitoso de turno. Como ha sido el caso de la selección subcampeona del mundo.

Dnevno fue el sitio que lo contactó y al que le confesó la farsa.

“Todos los jugadores, todo el cuerpo futbolístico, informan al público de que todos los premios del Mundial de Rusia se donarán a un fondo especial para los niños de Croacia”, dice el escrito en el que además se afirma que “ese fondo financiará vacaciones de verano de los niños de Croacia, niños de nunca han visto el mar Adriático (…)”.

“Escribo estas líneas por la difícil situación de Croacia. Croacia es el país más pobre de la Unión Europea, gobernado por miembros de lo que ha sido considerada como una organización criminal. Croacia es un país del que millones de personas se han marchado en los últimos 20 años. Hoy, en Croacia, nuestros jubilados no son capaces de cubrir sus necesidades básicas, los jóvenes no pueden costearse la enseñanza, la sanidad se está colapsando y la judicatura protege al gran capital y es corrupta. Pido a los políticos y a todos los representantes de las autoridades que han llevado al pueblo al infierno de la miseria, la desesperación y la pobreza que se alejen de la selección de Croacia. No son bienvenidos en nuestro vestuario, no queremos hacernos fotos ni tratar con ustedes. Son quienes han hecho de Croacia el pueblo más pobre de Europa. Tenemos niños que nunca han visto el mar, y Croacia tiene más de mil kilómetros de costa (son 1.880). Tenemos niños que se van con hambre a la cama, porque sus padres, desempleados, no tienen qué darles para comer”, se lee además en la misiva que resultó ser un fake.