Los doce chicos que junto a su entrenador pasaron más de dos semanas atrapados en una cueva del norte de Tailandia dijeron hoy en rueda de prensa que estuvieron cavando en busca de una salida de la caverna antes de ser localizados.

Uno de ellos reveló que habían avanzado “tres o cuatro metros” en busca de una salida de la gruta en los nueve días que transcurrieron antes de que buzos británicos los encontraran en una cavidad a cuatro kilómetros en el interior de la entrada de la cueva.

Los 12 chicos, de entre 11 y 16 años, y el entrenador, de 26, entraron en la cueva durante una excursión el 23 de junio y quedaron atrapados al inundarse la gruta hasta que el 8, 9 y 10 de julio los equipos de rescate les llevaron por fases hasta la bocana de salida de la galería subterránea.