Intensa estuvo la penúltima jornada del Latin Alternative Music Conference, evento celebrado toda esta semana en la ciudad de Nueva York. Ayer estuvieron los colombianos de Sistema Solar en el barrio de Queens y esta tarde la atención estuvo puesta en el esperado concierto de Ana Tijoux, con su actual show “Roja & Negro”, presentación que fue recibida con gran entusiasmo por las más de tres mil personas que llegaron al Prospect Park Bandshell de Brooklyn.

“Whats up, Brooklyn” dijo la chilena antes de iniciar su concierto, que fue abierto con una sentida versión del tema “Luchín” del cantautor chileno Víctor Jara.

“Este 2018 está complicado” dijo en su estilo directo la rapera y cantante en clara referencia a la política de Donald Trump de separación de padres e hijos migrantes en la frontera de EE.UU.

Los versos de Víctor Jara escritos hace más de 40 años , dedicados originalmente a esa infancia abandonada y perdida en los precarios techos de Barranca, hoy cobran especial vigencia antes las imágenes de niños separados de sus familias y enjaulados en la frontera de México con Estados Unidos.

“Si hay niños como Luchín que comen tierra y gusanos, abramos todas las jaulas pa’ que vuelen como pájaros”.

De esta forma Ana Tijoux inauguró un show emocionante y poderoso que incluyó versiones acústicas, con tintes jazz y folclóricos, de temas de su carrera como “Vengo”, “Sacar la voz” y “Antipatriarca”.

En su set la cantante incluyó también “Calaveritas”, vals peruano reciente y de su creación, dedicado a aquellos seres amados que ya no están en este mundo.

En su concierto Ana Tijoux se vio acompañada de una banda múlti cultural de 4 músicos y de los mexicanos hermanos Villalobos en violines. La artista fue recibida con fervor por un público que bailó, aplaudió y pidió bises, el suyo fue un punto altísimo de la noche y del festival.

Luego vendría el turno de la española Mala Rodríguez, coronando así una noche de rimas, versos, feminismo y beat iberoamericano, en pleno corazón de Brooklyn.