En la sesión de este jueves del concejo municipal de Las Condes se trató el tema de la muerte de un joven en una fiesta realizada en el Centro Parque y las patentes para este tipo de eventos.

“Centro Parque es un centro de eventos donde hacen fiestas los fines de semana y nos habían pedido permiso para vender alcohol y nosotros les habíamos otorgado patentes provisorias” explica inicialmente el alcalde Joaquín Lavín.

“Ya había otorgada una para este sábado, pasado mañana y en virtud de lo sucedido, se pidió por parte de la municipalidad un informe para saber bien qué pasó realmente, si esto fue un accidente, si fue una actitud temeraria de la persona. Porque se habría deslizado por la baranda de la escalera mecánica, o si fue una falla de seguridad. También se habla de que demoraron en llegar las ambulancias. Que tengamos un informe detallado de lo pasó, para ver quién tiene la responsabilidad. Mientras ese informe no llegue que no haya patente de venta de alcohol para este fin de semana, es decir quedan suspendidas todas las patentes de alcohol hasta que este caso no queda aclarado” aseguró el jefe comunal.

Unos segundos más tarde interviene Carolina Cotapos, quien señala que “Tengo entendido por lo que he estado averiguando que este chiquillo de 27 años, que dicho sea de paso lamento mucho lo que le pasó, estaba con bastantes tragos de más y que por hacerse el choro o como uno lo quiera decir se tiró por la baranda así como en las películas y lamentablemente cayó al vacío. No creo que eso dé como para que uno tome una determinación tan drástica de terminar con todas las fiestas porque claramente esta persona no estaba…, por lo que dice el informe, estaba con más del trago de lo normal. Creo que es bien injusto para el resto, porque en todo este tiempo hemos tenido un solo accidente, independiente de eso evidentemente quizás la respuesta nuestra fue muy demorosa, tenemos que arreglar ese punto, pero creo que es muy drástico terminar de golpe y porrazo con las patentes para este tipo de eventos que se haga el 2018″.

Lavin interviene y asegura que la suspensión es hasta que llegue el informe y los deje satisfechos.

Posteriormente interviene el concejal Patricio Bopp, quien señala que “Esto podría haber pasado aquí y en cualquier otro lado, el término es cómo se procedió, dicen que la ambulancia se demoró cuarenta minutos, que no habían medidas de seguridad para enfrentar un accidente crítico”, tras lo cual pide que la Clínica Cordillera debiera contar con ambulancias.

Más tarde, el concejal David Jankelevich señala ante la decisión del alcalde que “no estoy de acuerdo con que no se den patentes de alcoholes. Los chilenos somos buenos para el trago”.