“Todos los días recibo reclamos de gente que quiere que el ministerio arregle un techo de un colegio. Y yo me pregunto ¿Por qué no hacen un bingo? Por qué desde Santiago tengo que ir a arreglar el techo. Son los riesgos del asistencialismo”.

Esa fue la encendida frase lanzada por el ministro Gerardo Varela, que derechamente lo puso en el foco de las críticas, incluso desde integrantes de la propia derecha.

Tras notar el revuelo generado, el propio Varela salió a defenderse y pedir que “no se queden con la literalidad de las palabras”, mientras que el Presidente Sebastián Piñera afirmaba que prefería quedarse con el fondo de lo expuesto y no con la forma.

Pues bien, para sorpresa del ministro Varela, existe un establecimiento que no estuvo ni ahí con el asistencialismo y se levantó a punta de bingos, rifas y todo tipo de eventos a beneficio para existir.

Según consigna LUN, se trata del Instituto de Cultura Británica de Temuco, colegio particular subvencionado que posee 600 estudiantes.

La presidenta del Centro de Padres del Instituto, Ingrid Bohn, recuerda que en 1999 “era un colegio antiguo, como una casita de madera y lamentablemente se quemó”.

Como los niños requerían de educación urgente, no esperaron la ayuda del Estado. Los apoderados, directivos y profesores se movieron por las suyas y levantaron el recinto con “bingos, rifas y cuanto evento fuera posible, porque los papás no querían llevar a sus hijos a otros colegios y las clases debían comenzar lo más pronto posible”.

La plata que llegó de los bingos y rifas ayudó “a levantar salas rápidamente, luego nos dimos cuenta que faltaba un gimnasio y así fuimos avanzando sin esperar ayuda de nadie”.

De acuerdo a la publicación, el último bingo que hicieron fue en el año 2014. Con el millón de pesos recaudado instalaron cámaras de seguridad.