El próximo 21 de agosto es el día en que la Fiscalía Regional de Rancagua citó a declarar al cardenal Ricardo Ezzati, en calidad de imputado por encubrimiento.

Así lo informó el propio arzobispado a través de un comunicado.

En el texto Ezzati manifestó que reitera su “compromiso y el de la Iglesia de Santiago con las víctimas, con la búsqueda de la verdad y con el respeto a la justicia civil”.

Luego, la autoridad católica sostuvo que “Tengo la convicción de que nunca he encubierto ni he obstruido a la justicia, y como ciudadano cumpliré con mi deber de aportar todos los antecedentes que contribuyan a esclarecer los hechos”.

Según fuentes eclesiásticas consultadas por The Clinic, esta situación podría adelantar la salida de Ezzati del Arzobispado, programada para septiembre.