En el Gran Santiago, a junio de este año hay 3.031.000 personas ocupadas y 228.540 sin trabajo. De estas últimas, un 6,7% son hombres y 7,4%, mujeres.

Pero más allá de estas cifras que arroja la Encuesta de Ocupación y Desocupación del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, vale observar con lupa el detalle. Vamos viendo.

Al considerar el universo total, 2 millones 295 mil de personas con trabajo son asalariados y 723 independientes.

La cosa, como para hacerse una idea de como evoluciona el mercado laboral, es que en doce meses los primeros crecen 1,8%, mientras que los segundos, 10,6%.

La cifra, de alguna manera, muestra una tendencia que viene creciendo ininterrumpidamente desde junio de 2017 y es la mayor en tres años.

Así las cosas, la proporción de quienes optan por trabajar de manera independiente representa un 23,9% del empleo total en el Gran Santiago, porcentaje 1,5% mayor que hace doce meses.

A propósito de quienes se encuentran cesantes, el sondeo dice además que el promedio de tiempo que demoran en encontrar una ocupación es de 4,3 meses. Dato que se empina por sobre los trimestres anteriores.

Los sectores que presentan mayores niveles de cesantía son Construcción (11,4%), Transporte y otros (6,8%) y Servicios Comunales y Sociales (6,3%).

Con relación a los ingresos, el promedio que perciben los asalariados es de $552.000, en tanto que los independientes, $407.000.