Aunque desestimaron calificarlo de emergencia, lo cierto es que el Gobierno citó a un comité político para este miércoles, en circunstancias de que habitualmente se reúnen los lunes. La razón, no hay que ser mago para adivinarlo, los cagazos comunicacionales que en 48 horas se mandaron los ministros de Educación, Gerardo Varela, y Economía, José Ramón Valente.

El primero fue el que abrió los innecesarios flancos al sugerir “bingos” a los colegios que se comunicaban con la Secrertaría de Estado solicitando mejoras en infraestructura.

Ni tonto ni perezoso, Valente no se quedó atrás y en una entrevista con Tomás Mosciatti contestó “definitivamente la respuesta es sí, y sabe por qué, porque yo creo que es sano que no pongamos todos los huevos en la misma canasta, y así es como lo hacen los fondos de pensiones, como lo hacen muchos patrimonios, que nosotros tenemos diversificación”. Esto cuando el periodista le consultó “¿usted recomendaría a un inversionista chileno trasladar parte de su inversión en Chile al exterior como lo ha hecho usted?”

Si bien Piñera salió, desde México a respaldar a ambos ministros, lo cierto es que los dichos no sólo generaron cuestionamientos desde la oposición, sino que también de parte del oficialismo.

Por ejemplo, el senador RN Andrés Allamand, cita El Mercurio, dijo que “no hay duda de que se trata de declaraciones desafortunadas que afectan la agenda comunicacional del Gobierno y distraen innecesariamente a la opinión pública”.

“El ministro Valente no entiende lo que es ser una autoridad económica al servicio de todos los chilenos”, señaló el presidente del PS y senador Alvaro Elizalde.