Valentina Figueroa Marchant es otra de las mujeres que fueron apuñaladas en la marcha pro aborto realizada el pasado miércoles 25 de julio.

Ella, a través de su cuenta de Facebook, realizó una declaración para aclarar los hechos ocurridos durante esa noche mientras marchaba pacíficamente por la Alameda. “Íbamos caminando por la Alameda a la altura de Av. Brasil, donde se encontraba el escenario, cuando de pronto cerca de 50 encapuchados comenzaron a hacer barricadas, a lo cual much@s compañer@s se opusieron porque la marcha era pacífica, lo que generó que los encapuchados reaccionaran violentamente sobre los que estaban en contra de la situación y de los que simplemente estaban ahí”, contó.

“Estos encapuchados comenzaron a golpear indiscriminadamente y sin provocación alguna; en ese instante una encapuchada se dirige a golpear a una compañera que simplemente les manifestó que no quemaran neumáticos, todo esto siendo visto por carabineros, los que se encontraban a pocos metros y no hicieron absolutamente nada ante lo que estaba sucediendo”, agregó.

La joven de 24 años, estudiante de Derecho y feminista, narró además que “cuando esta chica fue golpeada uno de mis amigos trató de ayudarla quitándole de encima a la encapuchada, y fue en ese momento que se acercaron unos 20 encapuchados a golpearnos de una forma muy violenta, la cual no entendíamos, ya que nunca hubo una provocación ni una razón para que estos golpearan así a tantas personas que se encontraba en el lugar, por lo que reaccionamos solo a irnos rápido”.

Fue justo en ese momento cuando sintió la estocada: “Al caminar comencé a sentir un ardor en mi pierna derecha y al tocarla noté mis manos empapadas en sangre, fue ahí que mi amigo corrió a una ambulancia cercana en la cual me trasladaron a la Posta Central, ya que esa sangre se debía a 3 puñaladas, 2 en mi pierna y una en la cadera. Estas puñaladas fueron ocasionadas por un cobarde encapuchado atacándome por la espalda”.

Tras el episodio la estudiante reconoció sentirse “aún en shock” y “muy débil por la cantidad de sangre que perdí en el ataque, imposibilitada de caminar, fuertísimos e incesantes dolores, y con mucha tristeza por lo ocurrido”.

Además contó que no fue la única afectada y que su amigo también “se encuentra muy herido, con hematomas en todo su cuerpo, y una posible fractura de mandíbula”.

La chica, que aún no entrega declaraciones a la prensa señaló que era “necesario aclarar lo ocurrido para que estos actos se detengan y no queden impunes”.

También expresó que la razón para redactar ese comunicado fue para aclarar “que no fueron las compañeras de la marcha las que iniciaron y armaron todo este alboroto” y denunciar además “que carabineros estando a pocos metros no impidió la golpiza de ninguno de los presentes, por el contrario, decidieron irse del lugar sin prestar ayuda ni detener la situación”.

Por último señaló que “lamentando estos hechos, solo puedo decirle a las compañeras y compañeros que sigamos luchando por nuestros derechos, que no tengan miedo y que sigamos fronteando contra el estado patriarcal y fascista”.