El tenista chileno, Nicolás Jarry, consiguió el triunfo más importante de su promisoria carrera al vencer por primera vez a un top ten.

El 69 del mundo derrotó al austriaco Dominic Thiem (8°) en una hora y 57 minutos para instalarse en las semifinales del ATP 500 de Hamburgo.

Este resultado (doble 7-6) permitirá al nieto de Jaime Fillol aparecer el lunes cerca del escalafón 50 de la ATP.

Jarry, que se quedó con la brega por dos tie break, supo levantar en la primera manga luego de que el europeo sirviera 5-4 para quedarse con el set.

En el segundo, rompió el servicio de su rival en dos oportunidades, pero debió lidiar con la categoría del reciente finalista de Roland Garros.

Así, tras nueve años un chileno logra ganarle a un top ten. El último había sido Fernando González, en 2009, ante Jo-Wilfried Tsonga.

Por el paso a la final, Jarry se medirá con el ganador del duelo entre Pablo Carreño y Peter Gojowczyk.