El presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció hoy que aprobará, antes de fin de año, la Política Nacional de Igualdad de Género, como instrumento orientador de comportamientos sociales sin discriminación contra las mujeres.

Durante su mensaje a la Nación con ocasión del aniversario de la independencia, Vizcarra afirmó que “una de las principales causas de la violencia es la falta de un enfoque de género en las políticas públicas, seguido de la existencia de patrones arraigados en el machismo”.

El jefe de Estado mencionó los nombres de una decena de víctimas de feminicidios en Perú ocurridos en los últimos meses y prometió que estos casos “no quedarán impunes”.

“Tenemos que corregir esta cultura machista y erradicarla de nuestras familias, proteger a las víctimas y sancionar con firmeza a los criminales”, expresó durante su presentación ante el pleno del Congreso y con la participación de los máximos representantes del Estado.

El mandatario señaló que el Gobierno ha implementado nueve Redes de Prevención y Protección Vecinal frente a la Violencia, que se sumaron a 29 ya existentes, y también se han instalado seis nuevos Centros de Emergencia Mujer en las comisarías de la Policía Nacional.

Antes de fin de año, se duplicará el número de esos centros de atención y al 2021 se habrá implementado la estrategia rural contra la violencia en 85 zonas adicionales, indicó.

Vizcarra resaltó que ayer aprobó un decreto legislativo que crea el Sistema Nacional Especializado de Justicia para la Protección y Sanción de Violencia contra las Mujeres e Integrantes del Grupo Familiar.

“Señoras y señores, les pido con humildad que cada uno de ustedes, en sus trabajos y en sus hogares asuman el compromiso de terminar con el machismo, denunciar la violencia contra las mujeres y erradicar el feminicidio”, invocó el gobernante.

Vizcarra ofrece su primer mensaje a la Nación, con ocasión del 197 aniversario de la independencia, cuatro meses después de asumir la Presidencia de Perú tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski por sus vínculos con la empresa brasileña Odebrecht, envuelta en un escándalo de corrupción en varios países de Latinoamérica.