Un conflicto verbal de marca mayor es lo que se armó entre la subsecretaria de Bienes Nacionales, Alejandra Bravo, la diputada asumida como pinochetista Camila Flores y el marido de esta y consejero regional en Valparaíso, Percy Marín.

Todo comenzó cuando la diputada RN Camila Flores fue entrevistada por el programa Cadena Nacional, donde aseguró ser pinochetista.

Sus declaraciones fueron replicadas por el matutino La Segunda, cuyas páginas fueron citadas por la subsecretaria de Bienes Nacionales, Alejandra Bravo, perteneciente a la filas del PRI.

La autoridad sostuvo en cuenta de Twitter que “defender la Dictadura Militar de Pinochet usando como argumento las “filas para comprar alimentos durante el mal gobierno de la UP” me parece de una total ignorancia y falta de sensibilidad inaceptable.

La réplica de Camila Flores vendría en la misma red social, asegurando que “Si Presidente Sebastian Pinera la designó en un cargo, no es para que esté de comentarista política, sino para que haga la pega como subsecretaria. Precisamente por acciones como la suya es que el PRI prácticamente no existe. Además Usted trabajó con Zaldívar, que justificó el pronunciamiento”.

Pero la polémica aumentó aún más con las duras palabras de Percy Marín, esposo de Camila Flores y consejero regional por Valparaíso, quien no se guardó nada.

“Qué se cree usted? Que no le ha ganado a nadie! La invito a conocer el significado del concepto RESPETO y le sugiero que en su caso como autoridad designada por cupo #PRI, dedíquese a hacer bien su pega ya que deja harto que desear!” sostuvo Marín.