En el programa Bienvenidos analizaron este viernes el episodio en que el actor Alejandro Goic dejó el set del Mucho Gusto, justo cuando entró la pinochetista Patricia Maldonado.

“No me da el alma, no me da el corazón” explicaría después Goic, sobre el episodio, que fue ampliamente debatido en el espacio de Canal 13.

Una de las tesis fue la de Martín Cárcarmo, quien sostuvo que “La Paty es consecuente y de una sola línea”, a lo que Polo Ramirez agregó que “Es respetable esa consecuencia porque representa a muchos chilenos también”.

La voz disonante fue la de la periodista Monserrat Álvarez, quien señaló que “Ustedes defienden y dicen que Paty Maldonado es consecuente y lo dicen como un gran valor (…) EN este caso, la consecuencia de Paty Maldonado no es una cualidad (…) Ella sigue justificando los atentados contra los derechos humanos”.

Entrevistada por Las Últimas Noticias, Álvarez sostuvo que “En el panel empezaron a valorar la consecuencia política de Paty Maldonado y a m í no me parece que sea un valor. Ella ha avalado un montón de veces todo lo que ocurrió durante la dictadura. Lo valorable es darse cuenta de que uno cometió un error”.

Más adelante la profesional señala que “El valor de reconocer que hubo gente que fue asesinada y torturada es muy superior a la consecuencia de la Paty Maldonado”.