Un estudio de la Universidad Estatal de Boise llegó para romper todo lo que se pensaba respecto al vínculo de amistad entre dos o más personas.

Esto porque de acuerdo a un análisis realizado por un grupo de expertos de dicho establecimiento arrojó que echarse un buen polvo con un amigo o amiga puede reforzar y afianzar el vínculo de amistad.

El estudio, puesto a prueba en 300 personas, indicó que el 76% de ellas tuvo sexo con su partner en al menos una ocasión.

Antes de mantener este contacto sexual, las personas aclararon que no habría amor de por medio y que no significaba que la relación debía cambiar o asumir algún tipo de compromisos.

Tras respetar dichos puntos, el 75% de ellos aseguro que su relación de amistad se había consolidado y que estaban mucho mejor que antes.

Según publica Infobae, el sexólogo Walter Ghedin apuntó que “si tuviera que hablar de ventajas diría que aumenta el conocimiento que se tiene del otro, sobre todo si ocurre en forma inesperada (no buscada)”.