La oposición se encuentra evaluando una serie de medidas a realizar en contra de los cinco ministros de la Corte Suprema que decidieron otorgar la libertad condicional a un grupo de presos del penal Punta Peuco, condenados por delitos de lesa humanidad en época de la dictadura de Pinochet.

Según consigna La Tercera, una de las opciones que toma más fuerza es ir hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) o incluso realizar una acusación constitucional contra el organismo, todo esto, con el fin de evitar que se sigan produciendo fallos de este tipo.

En esa línea, el diputado PC, Daniel Núñez, afirmó que “hay buen ánimo, creo que puede ser muy importante que la oposición actúe unida para llevar adelante una acusación constitucional. Delitos de esta envergadura no pueden quedar impunes”.

En tanto, el jefe de bancada DC, Matías Walker, apuntó que “nos preocupa sobremanera el efecto expansivo que esta sentencia de la Corte Suprema pueda acarrear sobre otras resoluciones en la materia”. Su comentario podría hacer alusión a que la defensa del ex agente DINA, Miguel Krassnoff, solicitó su indulto.

“Un efecto expansivo nos preocupa y es uno de los temas que vamos a tener presentes al momento de tomar una decisión como bancada”, recalcó Walker.

Vale decir que el diputado Jaime Narano aseguró que el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, se encuentra bastante preocupado por el tema.

En palabras del propio Naranjo, “yo a Haroldo Brito lo vi muy acongojado, muy preocupado, claramente es una situación muy compleja para él”.

Vale decir que el diputado PPD, Ricardo Celis, reconoció que “la acusación constitucional está sujeta a si hay acuerdo político y están los votos para llevarla adelante. Si no están los votos no lo vamos a hacer”.

Desde la Corte Suprema el ministro Hugo Dolmetsch enfatizó que “no son los primeros fallos, yo llevo sólo dos semanas y aquí hace un buen tiempo que está la idea de que la gente que cumple con los requisitos objetivos para la libertad condicional se le conceda sin ninguna distinción”.

Precisó que le causa preocupación que se pueda realizar alguna acusación constitucional. “He hecho lo que corresponde, que es mi trabajo, pero si el Parlamento considera que he excedido mis funciones, bueno, tendrá que verse”, apuntó.

En tanto, el presidente de la corte, Haroldo Brito, aseveró que “ellos (la sala penal) están revisando sus posiciones y antecedentes y me parece que lo más razonable es que no opine sobre lo que ellos puedan hacer. Las salas son autónomas para resolver”.