El Senado iniciará este miércoles el estudio de un articulado que busca revocar la nacionalidad “por gracia” otorgada al cardenal de origen italiano Ricardo Ezzati, imputado de encubrir casos de abusos sexuales a menores en los que se ha visto envuelta la Iglesia católica.

La iniciativa parlamentaria será analizada por la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía de la Cámara Alta, informaron hoy las senadoras Adriana Muñoz y Ximena Rincón.

Las legisladoras dijeron que el motivo se debe al actuar de Ezzati en los casos de abuso sexual al interior de la institución.

“Monseñor Ezzati no ha estado a la altura de su cargo y de ser un chileno”, señaló en declaraciones a radio Biobío la senadora Muñoz al momento de ingresar la moción.

En marzo de 2006, la Cámara de Diputados aprobó otorgar al entonces obispo auxiliar de Santiago la nacionalidad por gracia, “especialmente en retribución a su amplia labor en el campo de la educación”.

Más de 10 años después de ese gesto de buena voluntad, el pasado 24 de julio la Fiscalía de Rancagua citó a declarar a Ezzati como imputado por la presunta comisión de encubrimiento en casos de abusos sexuales en los que se ha visto envuelta la Iglesia católica.

Asimismo, debido a la resistencia de muchos políticos, laicos y denunciantes de que el cardenal presidiera el tedeum del 18 de septiembre con motivo de Fiestas Patrias, el propio Ezzati renunció el pasado sábado a ser parte de esa liturgia.