La Segunda Sala de la Corte Suprema decidió revocar la libertad condicional concedida al coronel (r) del ejército condenado por delitos de lesa humanidad en dictadura, Luis Felipe Polanco Gallardo.

El hecho que se produjo tras una apelación de la Agrupación de Familiares de Ejecutados políticos se sostiene en que “el amparado es objeto de un juzgamiento penal en curso por diversos ilícitos de la misma naturaleza al que ya fue materia de condena, circunstancia que impide concederle actualmente la libertad condicional, por no hallarse cabalmente dilucidada su situación procesal penal de manera definitiva”.

De esta manera, la sala compuesta por Hugo Dolmestch, Guillermo Kunsemuller, Manuel Valderrama y los abogados Antonio Barra y Ricardo Abuauad le dio un revés a lo que determinó la Corte de Apelaciones de Santiago el pasado 17 de julio, argumentando que un informe psicológico y social estableció que el sujeto involucrado en los crímenes de la “Caravana de la Muerte” “niega haber provocado daños a terceros”.

El documento recalca que el individuo “presenta una insuficiente conciencia del delito, describiendo la participación que tuvo en el mismo de manera objetiva y formal del rol que cumplía al momento del ilícito, afirmando sin asumir el conocimiento de ellos y sus asesinatos, insistiendo que quienes tomaron las decisiones no asumieron sus responsabilidades”.

Vale decir que la decisión se da en medio de la posible acusación constitucional que aplicará la oposición en contra de los ministros de la Corte Suprema que otorgaron la libertad condicional a un grupo de reos del penal Punta Peuco.