Sebastián Piñera confirmó esta mañana la salida del ministro de las Culturas, Mauricio Rojas, por sus palabras sobre el Museo de la Memoria y nombró en su reemplazo a Consuelo Valdés.

El detalle que se expandió en Twitter como un tsunami es que el segundo apellido de la nueva autoridad estatal, no nombrado por el mandatario es Chadwick.

Es así como en la red social salieron miles de personas a asegurar que se trataba de un nuevo pariente en un cargo fiscal, y se instaló el concepto de “nepotismo” como trending topic.

Seguramente alguien le advirtió de esta situación al ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien salió a realizar una particular aclaración en Twitter.

“Me han consultado por mi parentesco con la nueva Ministra de Cultura Consuelo Valdes Chadwick . Lo que he averiguado es que tenemos tatarabuelos en común. Aprovecho de desearle mucho éxito en su gestión” descartando algún parentesco más directo.