Pasado el mediodía de este lunes, el Presidente Sebastián Piñera ofreció una declaración pública desde Palacio de La Moneda, instancia en la que afirmó que aceptó la renuncia de Mauricio Rojas como ministro de Cultura, tras sus dichos de hace algunos años, respecto a que el Museo de la Memoria “es un montaje”.

Junto con asegurar que su Gobierno “condena categóricamente la violación a los derechos humanos”, Piñera juró que “queremos ser firmes y claros y destacar que no compartimos las opiniones de Mauricio Rojas respecto al sentido y misión del Museo de la Memoria, que recoge testimonios y enseñanzas de un periodo muy oscuro de nuestro país”.

Añadió que “tenemos también un profundo compromiso con la búsqueda de verdad y justicia, con aprender de los errores del pasado. Nuestro gobierno está preocupado de luchar y atenuar los atropellos a los DD.HH que pueden afectar a grupos vulnerables de nuestro país como niños, de mayores de edad, privados de libertad y mujeres”.

Pese a ello, el Mandatario aseveró firmemente que “tampoco compartimos la intención de ciertos sectores de nuestro país que pretenden imponer una verdad única, y que no tienen ninguna tolerancia ni respeto por la libertad de expresión y la libertad de opinión de todos nuestros compatriotas”.

A renglón seguido, señaló que “es bueno preguntarnos por la misma libertad y analizar con objetividad y buena fe por qué se debilitó la democracia y estado de derecho en nuestro país. Por qué la convivencia entre los chilenos y la amistad cívica entre compatriotas se convirtió en odio y divisiones tan profundas entre chilenos, por qué se legitimó el uso de la violencia en el ejercicio de nuestra democracia. Ninguna de estas preguntas y respuestas justifica bajo ninguna circunstancia los atropellos a los derechos humanos ocurridos en el pasado”.

“Si creemos que las preguntas y respuestas nos pueden significar importantes luces, valiosas enseñanzas, para asegurar que nunca más hechos como los que hemos mencionado vuelvan a ocurrir”, dijo Piñera, al mismo tiempo que recalcó que “sin perjuicio de reiterar que no compartimos las apreciaciones hechas en el pasado por rojas, respecto del sentido y visión del museo de la memoria, situación que él mismo aclaró al decir que no reflejan el pensamiento actual, nadie puede negar que Rojas ha tenido una permanente posición de rechazo y condena a atropellos de DDHH, de hecho su propia familia sufrió esos atropellos”.

“Sin embargo, como presidente de Chile, y pensando solo en el mejor interés de nuestro país y en la buena marcha de nuestro gobierno, he decidido aceptar su renuncia y he resuelto designar como ministra de Las Culturas a la señora Consuelo Valdés, arqueóloga con larga trayectoria en el mundo de las culturas y artes”, cerró.

Duró menos que un candy: Menor raya La Moneda luego del retiro de vallas papales – The Clinic

Por más de siete años los muros exteriores La Moneda estuvieron cercados por vallas para evitar rayados y suciedad. Periodo que terminó tras una orden de Sebastián Piñera, quien decidió liberar la vista para que peatones pudieran transitar por el palacio sin problemas. Sin embargo, ni un día limpios duraron los pilares de la casa de gobierno.