Los trabajadores agrupados en la Confederación Nacional de la Salud Municipal (Confusam) denunciaron hoy, en una protesta que realizaron frente a La Moneda, que los planes sanitarios propuestos por el Gobierno solo “aceleran la privatización de la salud en Chile”.

En opinión de la confederación, la idea gubernamental denominada Fonasa “Plus” (sanidad pública “Plus”) corresponde a una batería de reformas cuyo resultado final “será precarizar aún más al sistema público”.

Explicaron que, entre otras cosas, los hospitales se verán obligados a competir por recursos en condiciones desiguales con las clínicas privadas para obtener la financiación que requieren.

Asimismo, adelantaron que los traspasos de recursos públicos hacia los prestadores de salud privados profundizarán las desigualdades en el acceso a la atención médica.

Acusaron que las propuestas emanadas de la instancia generada por el Ejecutivo, lejos de constituir un acuerdo nacional, expresan una vez más la voluntad de profundizar el actual sistema de mercantilización de los derechos básicos de la población.

“No todos los trabajadores podrán aumentar el porcentaje de su cotización para lograr mejores coberturas en el Fonasa “Plus” y quiénes sí hagan este esfuerzo, verán disminuidos sus salarios”, advirtieron en un comunicado que proporcionaron a la prensa.

“Quienes aquí firmamos, hacemos un llamado a todas las organizaciones interesadas en fortalecer la salud pública, a generar una articulación que nos permita desde la movilización social, no sólo resistir a esta nueva arremetida privatizadora del Gobierno, sino también, avanzar hacia una transformación estructural del modelo de salud en Chile”, señalaron en el texto.

Según la Confusam, el modelo de salud actualmente existente en la nación austral ha llevado a Chile “a ser uno de los países más desiguales del mundo, segregando y diferenciando al extremo el acceso a bienes sociales básicos como son educación, salud, vivienda, acceso a la cultura y a un medio ambiente saludable”.

“Para ello -denunciaron- se han valido de una comisión constituida por miembros que tienen una visión homogénea sobre el sistema actual, transformándose en un acuerdo a puertas cerradas, en la que unos pocos deciden sobre el futuro de todos”.

La propuesta oficial del proyecto es transformar al Fondo Nacional de Salud (Fonasa) en un seguro real, público y de calidad, una iniciativa en el que no están de acuerdo las más de 30 organizaciones que firmaron el documento.

Se trata de mejoras que apunten a crear convenios más atractivos para captar afiliados con mayores ingresos y evitar que migren al sistema privado.

Para ello, los usuarios pagarían una cotización fija por sobre el 7 % (obligatorio) para acceder a mejores coberturas ambulatorias y hospitalarias, una idea que, según Confusam, hará que el sistema de salud sea aún más desigual del que existe actualmente en Chile.

El Plan de Salud estaría financiado por el Estado, mientras que Fonasa gestionaría las cotizaciones, con la autoridad de elegir las compras de prestaciones para sus asociados, por calidad y precio, tanto a prestadores públicos como privados, obligando a los hospitales a ser más eficientes