Evanyely Zamorano, madre de Katy Winter (la estudiante del Nido de Águilas que se quitó la vida en un Starbucks) soltó que encaró a la animadora Carolina de Moras por la filtración de un audio relativo al sensible fallecimiento de su hija.

El cuento es así. El equipo de “La Mañana” de CHV le pidió a De Moras que, como apoderada del establecimiento, investigara antecedentes de la tragedia. Tras su labor, la conductora le envió un audio al grupo de WhatsApp del matinal señalando que supuestamente la menor habría sido grabada en un acto íntimo durante una fiesta y que ese material se habría viralizado, generando un bullying por parte de sus compañeros.

El tema es que dicho audio fue enviado por error por Rafael Araneda a otro grupo. El animador se excusó indicando que sólo se lo quiso enviar a su esposa.

En conversación con el programa “No Culpes A La Noche” de TVN, Zamorano avisó que “yo la llamé. Yo. Incluso también estaba involucrado Rafael Araneda, que yo no tenía idea. Lo supe por ella… Yo busqué su teléfono, lo pedí y yo la llamé. Yo le dije ‘Carolina, quédate tranquila. Nosotros te perdonamos’. Porque no perdonar es cargar cruces”.

Sobre la supuesta teoría expuesta en el audio, la mamá de Katy señaló que “ojalá fuera verdad. Lamentablemente no existe ningún video, porque si existiera un video, eso constituye un video que podría ser pornografía infantil. Puede caer dentro de la tipificación de un delito y, por lo tanto, sería evidencia. Y serían responsables tanto el que filtró como el que hizo algo, los que están participando, lo que sea”.

“Como no existe, lamentablemente… Imagínate decir ‘lamentablemente’ para una cosa tan absurda… No hay una evidencia física para dirigirse directamente a los culpables. Pero al final, si tú dices ‘busquemos a los culpables’, ahí los tienes”.

Al ser consultada por la reacción de De Moras, contestó que “se puso muy nerviosa. Yo le dije ‘te estoy llamando para pedirte que nunca más hagas algo así, que nunca más. Tú eres una mamá’. Cuando hablé con ella, la llamé para decirle ‘nunca más hagas eso. ¿Por qué? Porque eres una mamá’. Y cuando es una cosa así, se filtra de una mamá, y más encima de una mamá”.

Agregó que “más encima es una mamá del mismo colegio. Después me enteré que era mamá del colegio. Me enteré por el mismo colegio, que estaban muy enojados que una mamá del colegio hiciera eso. Le digo ‘imagínate los niños’. Le digo: ‘primero hay que revisar si Katy no escuchó eso. Porque si Katy escuchó eso, posiblemente la decisión de Katy está vinculada con tu audio’. Me dijo ‘no, no, no lo escuchó. Yo tengo pruebas de que salió a las siete de la tarde’”.

“Le dije ‘ya, perfecto, no lo escuchó. Lo que pasó, pasó, y nadie me va a devolver a Kathy’. ¿Pero qué pasa con los otros niños que escuchan a una mamá haciendo eso? Entonces, ¿de quién estamos libres?”, cerró.