(Imagen referencial)

Un nuevo estudio presentado por Fundación Sol, al que tuvo acceso exclusivo The Clinic, presenta la cruda realidad salarial chilena.

El informe “Los verdaderos sueldos de Chile”, realizado por los investigadores Gonzalo Durán y Marco Kremerman y basados en los datos entregados por la Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI) 2017, refleja que Chile se encuentra en un considerable retraso salarial.

Uno de los datos más llamativos es que si bien el ingreso laboral promedio mensual en Chile es de $554.493, el 70% de los trabajadores y trabajadoras tiene ingresos inferiores a este promedio. En ese sentido, un 50 % de los trabajadores chilenos gana menos de $380.000 y 7 de cada 10 trabajadores menos de $550.000 líquidos. Además sólo un 15,3% gana arriba de $850.000 pesos líquidos.

Brecha hombre – mujer

En lo que respecta al análisis por sexo, el estudio reflejó que 84,1 % de las mujeres chilenas que tiene un trabajo remunerado gana menos de $700.000 líquidos. Sólo un 8,1 % de las mujeres trabajadoras y un 13,8 % de los hombres percibe más de $1.000.000. El estudio concluye en este punto que 2 de cada 3 hombres y 3 de cada 4 mujeres perciben ingresos líquidos menores a $550.000.

Según da cuenta la investigación, en promedio, la brecha de ingresos entre los hombres y las mujeres es $186.694 pesos mensuales.

Regiones

El tema de los sueldos en regiones también es preocupante. En Coquimbo, Libertador, Maule, Biobío, Araucanía, Los Ríos y Arica y Parinacota se observa un atraso salarial relevante, pues el 70% de los ocupados/as percibe menos de 500 mil.

Sector público y privado

Fundación Sol realizó el ejercicio comparativo entre los sueldos del sector público y privado. En lo que respecta a la categoría ocupacional, en promedio, las personas que trabajan en el sector público ganan un 18,3% más que aquellos que trabajan en grandes empresas del sector privado.

En relación al mismo punto, mientras el 23% de los asalariados del sector privado registra educación superior universitaria y/o postgrados, en el caso de los asalariados del sector público casi se duplica (45,6%).

Por otro lado, los trabajadores asalariados contratados por grandes empresas (con más de 200 trabajadores) registran salarios más altos: el 50% gana menos de $462.708 líquidos y sólo un 30% gana arriba de 700 mil.

Y sólo 17,6 % de trabajadores que tienen jornada completa gana más de $850.000 líquidos.

Si consideramos sólo a los asalariados del sector privado que trabajan jornada completa, el 50 % gana menos de $402.355, dato que da cuenta de que ni siquiera los trabajadores podrían sacar a su grupo familiar de la pobreza. Dicha afirmación se basa en que durante noviembre del año 2017, la línea de la pobreza por ingresos en Chile para un hogar promedio de 4 personas era de $417.348.

Empleo joven

A propósito de la discusión sobre el proyecto de ley del Ejecutivo que fija un contrato alternativo a estudiantes que trabajen y tengan entre 18 y 28 años, el informe refleja que más de 1,3 millones de jóvenes entre 18 y 28 años son ocupados (trabajan al menos una hora a la semana), lo que representa un 16,7% del total de ocupados en Chile.

De ese total, un 50% gana menos de $316.000 y sólo un 20% gana más de $500.000 líquidos por su ocupación principal. En el caso de la mujeres, el 50% gana menos de $300.000 y únicamente un 30 % gana más de $400.000.

Subempleo

Otra punto relevante dentro del informe es el subempleo. En el país se registran más de 670 mil Subempleados, y el 50% gana menos de $130.765.Además, se registran casi 1 millón de Asalariados que no tienen contrato de trabajo, y el 80 % gana menos de $420.000.

Los trabajadores directamente contratados, en promedio perciben salarios 21,4 % mayores que los externos y esa brecha supera el 70 % en sectores tales como Minería, Administración Pública y Actividades Financieras, entre otros.