No le fue bien a Sebastián Piñera en su visita a la Casa Central de la Universidad de Chile, debido a que su discurso fue funado por una estudiante que protestó por el Estatuto Laboral Juvenil vestida con una peluca y nariz de payaso.

La joven, vestida a la usanza circense ya que la modificación laboral recibe el apodo de ley McDonalds, interrumpió la ceremonia realizada con motivos de la inauguración de un nuevo periodo como rector de Ennio Vivaldi.

La mujer gritó “su gobierno es un chiste” y le recordó al mandatario su postura sobre la educación como un bien de consumo, apuntando luego contra el polémico Estatuto Laboral Juvenil.

Piñera, visiblemente incómodo solo dijo que “sabíamos que teníamos una sorpresa” añadiendo luego que “usted no respeta a su universidad” y además “a palabras necias, oídos sordos”.

La situación provocó que tras la ceremonia, el mandatario se retiró raudo del lugar, sin participar del cóctel organizado.