El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, pidió al presidente de Bolivia, Evo Morales, “no ponerse nervioso” frente a unos ejercicios militares que tropas de su país realizan en la región de Antofagasta junto a unidades estadounidenses.

El mandatario boliviano denunció ayer en las redes sociales como “amenaza imperialista” la presencia de militares de Estados Unidos en la zona, que antiguamente fue territorio de su país.

“Denunciamos ejercicios militares entre Chile y EEUU en la región de Antofagasta, como amenaza imperialista contra la paz regional”, publicó Evo Morales en Twitter.

“Tropas de EEUU en América Latina no garantizan dignidad ni soberanía. Vivimos tiempos de liberación de los pueblos y no de subordinación a imperios”, añadió.

Bolivia demandó a Chile en 2013 ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, buscando que el tribunal ordene a Chile negociar y concederle una salida al mar, que el país andino perdió en una guerra del siglo XIX.

Chile alega que todos los asuntos fronterizos con su vecino quedaron resueltos en un tratado suscrito en 1904, veinticinco años después del conflicto.

La demanda ha cumplido ya todas las etapas y la Corte de La Haya prepara actualmente el fallo.

En ese contexto, Evo Morales afirmó hace unos días que la bandera de Bolivia pronto flamearía de nuevo en la costa del Pacífico.

El canciller de Chile respondió a Evo Morales que “no debe ponerse nervioso por el ejercicio militar de Chile sino por la promesa que hizo a su pueblo: que con la demanda en La Haya, Antofagasta será boliviana y banderas bolivianas flamearán en nuestro Pacífico”, escribió Roberto Ampuero.

“Su pueblo lo juzgará por promesa hecha y no cumplida”, añadió el jefe de la diplomacia chilena.