(Imagen de referencia).

Un hecho repudiable se produjo el pasado 22 de agosto en el complejo educacional de Oympia (Washington).

Según consigna ElDesconcierto, el pequeño niño con autismo, Carter English (6), sufrió una brutal golpiza por parte de 7 compañeros, tras intentar defender a su amigo que estaba siendo víctima de bullying.

El menor terminó con hematomas en la frente, un brazo roto, laceraciones en el párpado y corre el riesgo de perder su ojo izquierdo.

Los medios internacionales mencionan que el niño fue atacado a punta de palos, aserrín en los ojos y hasta piedras.

El pequeño Carter aseguró que “ellos lo estaban molestando y le pegaban. Yo solo les pedí que no lo hicieran y entonces se fueron contra mí”,

Su mamá, Dana English, admitió que los últimos días “han sido un infierno. No he dormido, no he comido, quiero decir que no puedo hacer nada. Ni siquiera puedo apartarme de él”.

“Realmente no sé lo que espero, salvo que las personas sepan que esto no es aceptable”, sentenció.