Un total de 8 mujeres denunciaron a un hombre identificado como Paul Gonzáles, por hacer el clásico “perro muerto” en lujosos restaurantes gringos para luego hacerse el loco con la cuenta.

Según consigna Radio Bíobío, el hombre invitaba a las mujeres a cenar, pedía el vino más costoso y el plato más caro. Después de disfrutar de una buena comida se hacía humo.

De acuerdo al testimonio de las denunciantes, el modo de operación del sujeto era decir que tenía una llamada importante justo antes de pagar.

En este punto lamentaba que se estaba quedando sin batería en el celular, por lo que debía ir al auto a buscar el cargador.

La cosa es que nunca más regresaba…

El hombre fue detenido por la policía tras estafar con casi mil dólares a distintas mujeres.

Uno de los platos favoritos del sujeto era pollo, langostas y soufflé.