Este jueves, la ministra de Educación Marcela Cubillos, anunció la designación de Jorge Avilés Barros como el primer superintendente de Educación Superior, tras la creación del cargo. Según consignó a La Tercera, su misión es “anticiparse a la crisis” universitaria.

A su vez, agregó que “la importancia de este paso es que hacía falta y por eso, hoy lo estamos haciendo con la mayor premura (…) Cuanto antes tengamos en régimen y vigente esta institucionalidad mejor va a ser el sistema”.

“Uno de los principales roles de la nueva Superintendencia será identificar los problemas en las instituciones de educación superior de manera de anticiparse a crisis como las que hemos visto en los últimos años con los cierres de algunas universidades”, señaló el nuevo encargado, quien además estará a cargo de las acreditaciones y el cierre de establecimientos que no cumplan con la normativa.

Desde la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile se refirieron al nuevo cargo y las demandas educativas nacionales. “Esperamos que esta nueva Superintendencia sea una instancia en que efectivamente se realice una fiscalización adecuada, porque tiene que ser capaz de fiscalizar a todas las organizaciones. Nosotros esperamos, además, que se refiera a algunos aspectos como la gratuidad, el fin al CAE, entre otros“, sostuvieron.