Al menos 1,6 millones de personas salieron al encuentro del papa Francisco en su visita a Chile en enero pasado y más de 20.000 voluntarios colaboraron durante sus reuniones con los feligreses, según un reporte difundido hoy por la Conferencia Episcopal de Chile (CECh).

“En material ambiental se logró el objetivo de hacer una visita 100 % carbono neutral, el reciclaje de casi 2 toneladas de desechos y la reducción de un 77 % en la generación de residuos”, precisó el informe, que también hizo un balance respecto de la sustentabilidad y cuenta pública de la visita.

En materia económica, el balance general con fecha final de cierre al 28 de agosto de 2018, detalló que la visita de Francisco recaudó un total de 6.564 millones de pesos (unos 9,6 millones de dólares), un 64 % más de lo originalmente propuesto.

Como excedentes se repartieron 749 millones de pesos (1,09 millones de dólares) a siete distintas fundaciones, mientras un monto superior a los 800 millones de pesos (1,1 millones de dólares) fue destinado a pagos del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

El reporte contiene también algunos de los mensajes más importantes del papa durante su visita a Santiago, Temuco (sur) e Iquique (norte) y también reflexiona sobre los acontecimientos posteriores a su paso por Chile (del 15 al 18 de enero), referente al tema de los abusos sexuales y cambios institucionales en la Iglesia en la nación austral.

“Si bien la decisión de elaborar y hacer público este reporte fue tomada mucho antes de los sucesos posteriores, esperamos que esta sea una señal concreta del cambio que hoy tanto el mismo santo padre como el pueblo chileno nos pide realizar”, aseguró el secretario general de la CECh, monseñor Fernando Ramos.