El Presidente Sebastián Piñera volvió a llorar la carta, todo esto luego de que su gobierno sufriera un fuerte revés en el proyecto por el sueldo mínimo, sin considerar además las críticas que recibió por la emergencia en Quintero y Puchuncaví.

En entrevista con El Mercurio, el Mandatario afirmó que en la oposición hay dos almas y una de ellas “está decidida a negarnos la sal y el agua y hacer lo imposible para que a este gobierno le vaya mal”.

Añadió que “hay una parte de la oposición que tiene tantas ansias y vocación por volver al poder que piensa que el mejor camino para lograrlo es oponiéndose a todo lo que propone nuestro gobierno, para que nos vaya mal”.

Junto con afirmar que para que a Chile le vaya bien “necesita de una buena oposición”, indicó que esa parte de la otra trinchera es “profundamente antipatriótica”.

“Hay otra oposición que, desde sus propios principios, tiene una actitud más patriótica, más colaboradora y está abierta al diálogo y a los acuerdos”, resaltó.

“A la primera oposición le pido que reflexiona y recapacite. A la segunda oposición le digo que las puertas de La Moneda van a estar siempre abiertas a la búsqueda de acuerdos”, cerró.