Una extraña situación se dio en la ciudad China de Guangdond donde el año pre escolar fue inaugurado de una exótica manera que al parecer no dejó contentos a muchos.

Esto porque en la ceremonia de iniciación de las clases para los infantes, una mujer se puso a bailar en el caño ante cientos de niños y apoderados.

La mujer se movía artísticamente en un mástil que contenía una bandera de China, vestida de una polera sexy y unas pantaletas cortas.

Según consigna Bío Bío, la escena fue presenciada por el escritor norteamericano residente en el país oriental, Michael Standaert, quien consignó el hecho en Twitter.

“La directora del jardín le cortó el teléfono a mi esposa cuando la llamó ayer, le dijo que el show era ‘un buen ejercicio internacional’. Eso está bien para adultos, pero no para niños de 3 a 6 años” escribió el hombre.

Consultada por el hecho, la directora del jardín, Lai Rong, aseguró que con la actividad quiso mostrar a los niños la existencia del pole dance en el planeta, aunque el mensaje no llegó de la mejor manera.

“Quiero pedir perdón a los padres y también les prometo que no les enseñaremos a los niños este tipo de baile. Solo quiero que los niños sepan la existencia de este tipo de baile. Eso es todo” dijo.

Su iniciativa le salió cara ya que el ente educacional del distrito de Shenzhen determinó la expulsión de la directora de su cargo.