A poco más de siete años desde el trágico accidente del Casa 212 que le costó la vida a sus 21 tripulantes, entre ellos, Felipe Camiroaga, la biógrafa del animador aseguró que él tenía clarito quién había sido el autor del incendio de su casa en Chicureo.

El fallecido conductor de Buenos Días a Todos fue víctima de un feroz incendio que consumió su vivienda durante la madrugada del 11 de febrero de 2011. Pese a su muerte, siguen apareciendo nuevos antecedentes sobre su vida. Hoy se sostiene que este accidente fue en realidad intencionado y que Camiroaga habría sabido quién fue el responsable de las llamas.

Las pericias iniciales señalaron un alza en el voltaje, provocando un recalentamiento en los cables de la casa. Sin embargo, la empresa eléctrica descartó este motivo, dejando la causa del incendio en un asunto sin resolver.

En una entrevista a CHV, la periodista Cecilia Gutiérrez, autora del libro “Felipe Camiroaga: La verdadera historia”, afirmó que “por la venta del garaje se tiró una botella que tenía dentro combustible y se incendió”, además señalar que “hay una persona que fue sindicada como la responsable en la investigación, se pudo determinar que fue esta persona la que provocó el incendio”. Sin embargo, ese nombre jamás fue revelado, dado que el animador decidió no presentar acciones legales.

“Para él era más importante concentrar sus energías en reconstruir esta casa, porque para él era muy importante (…) Él decidió dejar todo hasta ahí”, concluyó la periodista.