En una medida desesperada de la UDI para intentar parar la acusación constitucional contra los tres jueces de la Corte Suprema que han otorgado libertades condicionales a críminales de lesa humanidad, el partido pidió la inhabilitación de la diputada comunista Carmen Hertz por ser querellante en el Caso Caravana de la Muerte.

La idea del gremialismo es sacar a la parlamentaria de la moción y de esta manera desactivarla, ya que de esta forma no se contaría con las 10 firmas de congresistas necesarias para ejecutar la acusación.

El diputado UDI, Javier Macaya detalló que “Justamente la calidad de víctima y, en este caso, de querellante de la diputada Carmen Hertz en un proceso que va a ser visto próximamente por la Corte Suprema y particularmente por la Sala Penal, donde se están imputando tres ministros, lo que la hacía tener un conflicto de interés evidente al momento de interponer esta acusación constitucional”.

Según el gremialista “no es querer ganar por secretaría, es demostrar, evidenciar, que esta acusación constitucional no solamente adolece de total fundamento en el fondo, sino que también tiene vicios de forma que la hacen inválida”.

La propia diputada Hertz aseguró que la maniobra es “miserable, deleznable y un acto circense”, descartando de plano el conflicto de interés.

Es “otra maniobra más deleznable y miserable, por supuesto, de la UDI, el pretender sin fundamento alguno jurídico, ningún fundamento legal, ningún fundamento ni siquiera reglamentario, pretender impugnar mi firma y mi participación en la acusación constitucional” dijo Hertz, según consigna Cooperativa.

A continuación algunas manifestaciones de apoyo que recibió Hertz en Twitter: