Mauricio Valero concedió una entrevista a la Revista Sábado, instancia en la que descueró a su ex socia, Natalia Compagnon, y de paso, aprovechó de aclarar que antes de que estallara el caso Caval, habló varias veces con Ana Lya Uriarte, ex jefa de Gabinete de Bachelet.

Sobre lo primero, soltó que “me traicionó (…) fue desleal conmigo, me quiso inculpar”.

Añadió que “yo confiaba en lo que ella hacía. ‘Todo está planificado’, me decía ella, para darme a entender que alguien se estaba preocupando del tema. Ella adoptó una posición muy de intervencionismo de La Moneda, ella hablaba mucho de ‘estamos haciendo control de daño’. Así es que yo entendí que La Moneda”.

En otros pasajes, Valero apuntó que varias veces habló con Uiarte antes de que la revista Qué Pasa destapara el caso de la compra y venta de terrenos en Machalí.

“Yo hablé del tema varias veces con Ana Lya Uriarte. Pero fue antes de que estallara el caso Caval y apareciera publicado en revista Qué Pasa. Fue cuando estábamos siendo extorsionados por Sergio Bustos, quien decía que iba a la prensa con la información de la compra de los terrenos”, dijo.

Precisó que “ahí Natalia me dijo que hablara con ella. Tuvimos varias conversaciones por teléfono sobre qué había que hacer”.

Valero recalca que, por teléfono, “ella me decía que le pagáramos lo que nos pedía. Nunca quise, porque me asesoré con varios abogados, quienes me dijeron que una persona que te extorsiona una vez, te extorsiona para siempre”.

Retomando sobre Compagnon, disparó que ella “estaba totalmente pauteada, no tenía capacidad de decisión. Esta mujer socia que yo vi, agresiva, decidida, se transformó, no existía. Era parte de un joystick (…) Ella se entregó muy fácil a todo el sistema. Defendimos y peleamos que esto no tenía nada que ver con la política, y terminaron participando tipos políticos”.

Revisa el reportaje completo, pinchando acá.