Ayer el fiscal jefe de Rancagua, Sergio Moya, incautó los respaldos de correos electrónicos de cinco religiosos, entre ellos el arzobispo Ricardo Ezzati, el cardenal Francisco Javier Errázuriz y el administrador Fernando Ramos.

Según consigna El Mercurio, la diligencia realizada en conjunto con el OS-9 de Carabineros se enmarca dentro de la investigación por posible encubrimiento de autoridades de la Iglesia respecto a abusos sexuales en la Región de O’Higgins.

En la lista también aparecen el ex canciller del Arzobispo de Santiago, Óscar Muñoz -en prisión preventiva por abusos sexuales-, y el sacerdote Raúl Hasbún, quien condujo investigación interna en 2010 en la Iglesia.

Tanto el Ministerio Público como el OS-9 de Carabineros llegaron hasta la Casa Central de la UC para ejecutar la medida de los respaldos. En el recinto les dijeron que el material de los servidores estaba en el campus San Joaquín, establecimiento donde finalmente concretaron lo encomendado.