La Fiscalía Centro Norte investiga a la consejera del CDE, Javiera Blanco, como imputada en el caso de la contratación de 4 personas con cargo en Gendarmería en 2016.

Según consigna La Tercera, en aquel año la ex ministra de Justicia le envió un oficio al ex director nacional de Gendarmería, Tulio Arce, en el que le señalaba que “en necesidad de contar con profesionales en comisión de servicio en el Departamento de Personas Jurídicas, de esta cartera de Estado, a fin de dar cumplimiento a los compromisos laborales establecidos para el año 2016, es que solicito a usted proceder con la contratación de las personas que se detallan, en los grados, estamentos y calidad jurídica que a continuación se indica”.

Pese a que en 2017 fueron desvinculados del organismo, antes de ello llegaron a percibir sueldos de entre 3,5 palos a 4,3 millones de pesos.

Los contratados por Blanco son Juan Cárdenas, Roberto González, Alejandro Pérez Cotapos y Héctor Opazo. El Ministerio Público tendría en sus manos “el respaldo de los correos electrónicos de la misma imputada mantenidos en el servidor del Ministerio de Justicia, desde el 11 de mayo de 2015 hasta que dejó de desempeñar el cargo de ministra en dicha cartera”.

Vale decir que Blanco se encuentra con licencia sin goce de sueldo por dos meses.