Esta mañana llegaron hasta la puerta de Morande 80 militantes del PS y el PPD, conducidos por sus presidentes Álvaro Elizalde y Heraldo Muñoz, respectivamente, quienes dejaron claveles como homenaje.

Luego ambos grupos marcharon juntos hasta la estatua de Salvador Allende, para rendirle un homenaje al ex presidente. En el lugar, el ex canciller señaló que “aquí estamos de nuevo para rendirle homenaje a Salvador Allende, a sus proyectos y a sus sueños. Su vida terminó en este Palacio, pero no sus sueños, sus sueños de justicia, igualdad y libertad que hemos retomado“.

“Así que efectivamente se abrieron las grandes alamedas, pero queda por abrirse mucho más por los desafíos a futuro”, agregó el presidente del PPD.

Luego fue el turno del timonel del PS, quien indicó que “los que hicieron el golpe quisieron exterminar nuestras ideas, pero seguimos acá vigentes”.

“Hoy estamos aquí, por cierto, para recordar el pasado, pero sobre todo para reiterar nuestro compromiso con un Chile distinto y con futuro próspero para nuestro pueblo”, agregó el senador.