Conmemorando el 11 de septiembre, el Presidente Sebastián Piñera dedicó algunas palabras a los chilenos. “Sin duda el 11 septiembre del 73 es una fecha que divide a los chilenos y genera distintas interpretaciones”, aseguró.

En ese contexto, se aprendió la importancia de “cuidar, querer y proteger nuestra democracia” y que esta no “murió de muerte súbita”, sino que, tal como aseguró a El Mercurio el domingo, “venía enferma”. De todos modos afirma que “ningún contexto va a justificar los atropellos a los DD.HH.”.

Reforzando la idea de crisis de la democracia, el Mandatario expresó que “estaba enferma de odio de violencia y descalificaciones”, y que había sectores que “intentaban implantar en Chile modelos totalitarios que eran resistidos por la inmensa mayoría”.

“Yo estoy convencido que la izquierda en nuestro país ha aprendido a condenar la violencia y a respetar la democracia y que la derecha en nuestro país ha aprendido a condenar los atropellos a los DD.HH. y a respetar la democracia y esa es una evaluación sana y necesaria en nuestro país”, dijo también Piñera.

Además, el jefe de Estado convocó a los ciudadanos a “una segunda gran transición, a un segundo gran desafío”, que consiste en transformar este país en “un Chile desarrollado y sin pobreza”.

Por último, aseguró que “los países deben recordar su historia, pero nunca deben quedarse atrapados en la historia, porque la historia, por definición, ya pasó”.