Un nuevo femicidio sacude a la nación trasandina, desde que se descubrió muerta a Natalia Samaniego (22) al interior de un refrigerador en un pequeño departamento de Posadas, que compartía con su pareja Juan Martín Carleris (24), quien es el sospechoso de ser el autor.

La policía llegó hasta el lugar cuando los vecinos sintieron el olor que salía desde el lugar y las moscas se asomaban por la ventana.

Al ingresar a la fuerza al inmueble, la policía se encontró con la pareja de la víctima inconsciente en su cama, producto de la ingesta de psicofármacos y alcohol, en un aparente intento de suicidio. Y en el refrigerador pillaron el cuerpo de Natalia envuelto en una frazada.

Inmediatamente comenzaron las pericias que encontraron un mensaje escrito en papel que decía: “Lucifer, te entrego mi cuerpo para salvar el corazón y alma de Natalia”.

El joven, tatuator de profesión y fanático de Gun’s and Roses, fue trasladado al Hospital Escuela en donde quedó custodiado por un contingente policial. Mientras que el cuerpo de Natalia fue llevado a la morgue para que los médicos puedan esclarecer la causa de la muerte y la fecha en que ocurrió.