“Al pueblo creyente le quiero decir que cuando se trata de combatir la pobreza o la drogadicción, pueden contar conmigo. Pero no puedo aceptar el lobby de ningún tipo de fanatismos. Me han dicho que perderé votos… no importa, prefiero perder votos a renunciar a mis convicciones de libertad. Yo no acepto chantajes”.

Esa fue la enfática declaración del diputado del Partido Liberal, Vlado Mirosevic, al intervenir en la discusión previa a la votación del proyecto de Identidad de Género en la sala de la Cámara de Diputados.

“No voto por dogmas. No legislo para discriminar. Yo legislo por la tolerancia. Legislo por los Derechos Humanos, por el Estado laico. A los lobbistas religiosos les digo: no cuenten conmigo”, dijo.

El parlamentario señaló que “la igualdad ante la ley -un principio liberal que se lo debemos a la Revolución Francesa- es un derecho… seas quien seas, te sientas como te sientas, pertenezcas donde pertenezcas. Algunos dicen que este es un tema valórico, pero eso es falso: esto se trata de los Derechos Humanos”.

En su alocución, Mirosevic destacó el valor de la actual vocera de Diversidad en el Partido Liberal, quien teniendo una alta posición profesional se atrevió a reconocer su identidad públicamente. “Alessia: eres un gran ejemplo para todos los liberales y estamos orgullosos de ti”, dijo ante la sala.

Asimismo, lamentó la exclusión del proyecto de los menores de 14 años y afirmó que “el Senado les falló a todos esos niños y sus familias”.

Sobre la votación y el proyecto, Mirosevic señaló que “el mundo conservador llama estos debates como ‘ideología de género’. Pero la identidad de género no es una ideología, menos un movimiento social, mucho menos una imposición; es una realidad, que un Estado laico debe respetar”. Y agregó que “negar y reprimir la identidad de una persona puede arrastrar a la depresión, al aislamiento e incluso al suicidio. Yo no quiero más muertos por discriminación”.